El PRP se ha utilizado como una alternativa efectiva en el tratamiento de lesiones en tendones y músculos, sin embargo actualmente es más popular como un tratamiento estético y como una forma de mesoterapia capilar. En efecto, estrellas deportivas como el tenista Rafael Nadal y el golfista Tiger Woods han empleado estas inyecciones para acelerar su recuperación después de haberse lesionado. A pesar de eser un tratamiento desarrollado desde finales del siglo XX es hasta ahora que se ha ampliado su radio de acción utilizándose en el tratamiento de la alopecia, celulitis, estrías y como rejuvenecedor facial.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento es sencillo, consiste en inyectar un fluido en el que hay una abundancia de plaquetas y citoquinas, que son componentes de la sangre que contribuyen al crecimiento y desarrollo de los tejidos y el regeneramiento celular. Las plaquetas se encuentran de forma natural en la sangre, son proteínas que contribuyen al coagulamiento de la sangre, además de contribuir con el crecimiento celular.

El fluido se obtiene de la sangre del paciente, y se trata de una forma particular de separar sus componentes y aislar las plaquetas, concentrando su cantidad en un volumen menor de líquido. Esto se inyecta en el área a tratar, por ejemplo, se coloca directamente en el cuero cabelludo si se emplea como un tratamiento de regeneración capilar.

Al ser inyectado directamente en el tejido que necesita ser reparado, se estimula su crecimiento y permite la recuperación directa de la lesión de forma totalmente natural, pues lejos de colocar sustancias extrañas que pueden tener algún efecto indeseado, se potencian los mecanismos propios del cuerpo para acelerar el proceso de curación.  Y es que las plaquetas acuden cuando hay una herida para estimular su cierre y curación, por lo que al exponer una lesión a una cantidad concentrada de estas proteínas se está acelerando el proceso curativo y, si no hay lesiones o heridas, se estimula la capacidad de regeneración y crecimiento celular, como ocurre con los folículos capilares.

¿Cómo se hace un tratamiento de PRP?

Si bien este tratamiento se hace de forma ambulatoria, no requiere hospitalización ni reposo de ningún tipo (a menos que se haya recomendado dada la naturaleza de la lesión a tratar), por lo que el paciente puede reincorporarse a sus actividades cotidianas inmediatamente después de recibirlo. Este tratamiento debe hacerse en un lugar donde se garantice la presencia de profesionales durante todo el proceso, pues requiere la extracción, manipulación y reinserción de material biológico; por lo que se necesita el conocimiento preciso para hacerlo de forma completamente segura y efectiva.

El tratamiento es un tratamiento autólogo, es decir, se emplea sangre extraída del paciente para hacer el serum rico en plaquetas que será inyectado en la zona afectada. Precisamente por esto no hay riesgos de alergias, rechazos o cualquier tipo de incompatibilidad. El procedimiento dura poco tiempo, no suele ser demasiado molesto y es más bien sencillo, hasta el punto es que cuando se hace por motivos estéticos, se puede combinar con otras técnicas para magnificar sus efectos. Por ejemplo, se puede hacer en combinación con la mesoterapia capilar, o como una forma de apoyar un transplante de cabello, para garantizar el crecimiento fuerte y abundante de la fibra capilar.

Beneficios y ventajas del tratamiento

El principal beneficio es que potenciará de forma natural y poco invasiva la capacidad regenerativa de los tejidos. No utiliza ninguna sustancia extraña, por lo que no hay riesgos de rechazos, alergias o efectos secundarios, no representa ningún tipo de riesgo y puede usarse como tratamiento preventivo, además no suele tener mayores contraindicaciones.

Actúa como un bioestimulador, que utilizado en la piel retrasa el proceso de envejecimiento cutáneo, activa la producción y absorción del colágeno y te permite tener una piel lozana, más tersa y luminosa. Por esta misma causa, si se usa como un tratamiento capilar, estimula la regeneración de los folículos capilares, además de fortalecer y nutrir las fibras ya existentes.

El PRP puede usarse a cualquier edad, pues también puede prevenir el daño celular. No requiere cuidados especiales después de su aplicación y sólo requiere hacerse cada seis meses, más o menos. De hecho, se recomienda repetirse un máximo de dos a tres veces al año para prolongar sus efectos regenerativos, aunque el médico podría reocmendarle más o menos tratamientos según sean sus necesidades.

¿Para quién está recomendado?

Uno de los mayores beneficios del tratamiento es su versatilidad. Está recomendado para aquellas personas que tenga alguna lesión a nivel tisular, que requiera la regeneración de tejido para su recuperación. Esto le permite un campo de acción bastante amplio. Por ejemplo, algunos atletas lo han usado para tratar lesiones. Algunos doctores lo aplican como un tratamiento post-cirugía, para contribuir al regeneramiento de los tejidos, además se  usado para tratar la osteoartritis, problemas en las rodillas y otras articulaciones. También puede usarse en el tratamiento de cicatrices de acné, estrías y celulitis.

Pero si hay un campo donde las inyecciones de PRP  se han empleado exitosamente ha sido en el tratamiento de la alopecia androgénica, como muestra un estudio hecho en 2014. Es increíblemente beneficioso cuando se utiliza como mesoterapia capilar, pues al insertar esta sustancia rica en proteínas en el cuero cabelludo se estimula el crecimiento, regeneramiento y recuperación de los folículos capilares afectados por las hormonas. Esto se traduce en cabello nuevo y en las fibras existentes y que no han sido afectadas por la alopecia crecen mucho más fuertes y saludables.

Prácticamente cualquier persona puede hacerse este tipo de tratamiento, en la medida en que no existen mayores contraindicaciones para su aplicación. Sólo deben tener cuidado aquellas personas embarazadas, que padezcan de algún trastorno autoinmune o relacionado con la sangre. De todas formas, se suele hacer una analítica de sangre o revisión de la historia médica por parte del médico antes de su aplicación.

plasma rico en plaquetas

Procedimiento del tratamiento PRP

Un profesional extrae una cantidad mínima de sangre del paciente, la cantidad depende de la zona a tratar y del propósito del tratamiento, pero suelen extraer incluso menos de la que se suele utilizar para hacer una analítica común y corriente. Esta sangre se trata en una centrífuga, una máquina que gira a gran velocidad y que separa la sangre en sus componentes más básicos. Este proceso tarda entre 10 a 20 minutos.

Un profesional entrenado separa lo que necesita de la muestra de sangre, que es un líquido casi transparente, y lo prepara para ser inyectado en el área a tratar. Las inyecciones deben ser puestas por el doctor o un asistente con experiencia, y lo hará directamente en el rostro o el cuero cabelludo. En el caso de ser un tratamiento para atender lesiones en las articulaciones o similares, el médico puede usar una máquina de ultrasonido para poner la inyección en el lugar preciso. Luego de esto, la persona puede reanudar sus actividades con completa normalidad.

Se obtiene sangre del paciente

Extraemos una pequeña muestra de sangre del paciente en un tubo de ensayo

Se centrifuga la muestra

Centrifugamos para separar las partes que nos interesan, en este caso las plaquetas, las cuales contienen gran número de factores de crecimiento

Aplicamos la muestra extraída

Inyectamos el fluido con factores de crecimiento en el cuero cabelludo. Es un procedimiento prácticamente indoloro.

Llámanos ahora y pide tu cita médica
☎ (+34) 963355939

Rellena este formulario y te informamos SIN COMPROMISO

Tratamos la información que nos facilita con el único fin de prestarles el servicio solicitado y realizar la facturación del mismo. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga su relación con nosotros o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si estamos tratando correctamente sus datos facilitados, por tanto tiene derecho a acceder a sus datos personales, rectificar los datos inexactos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Asimismo solicitamos su autorización para ofrecerle noticias, publicidad y servicios por:

¡SUSCRÍBETE!



Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?
Powered by