Contacto
Calle de Sorní 34, 46004 Valencia
info@clinicadefreitas.com
Tel: (+34) 639 70 60 13

Qué es el Efluvio Telógeno y cómo tratarlo

En medicina, y más específicamente en dermatología, se distingue claramente entre el efluvio telógeno (o telogénico) y la alopecia androgenética. En este artículo veremos de qué se trata el primero y cómo tratarlo en caso de estar sufriéndolo.

El efluvio telógeno es la segunda clase de alopecia más frecuente entre las personas y se trata de una caída de cabello difusareversible y más brusca que en la alopecia androgénica.

En el caso del efluvio telógeno no interviene la herencia genética como causa, no es hereditario. Se trata más bien de un mecanismo que adopta nuestro organismo para reaccionar ante un factor externo.

Las fases del cabello

Es interesante, antes de seguir explicando este fenómeno capilar, comprender que el pelo humano atraviesa por tres etapas bien diferenciadas a lo largo de su ciclo de vida. La primera etapa, que también es la más larga de todas, es la llamada fase anágena (o de crecimiento), esta dura entre 2 y 6 años y es el período durante el cual el pelo crece en promedio un centímetro por mes.

A continuación, le sigue la fase de reposo, también llamada fase catágena, que se extiende aproximadamente unos 20 días.

Finalmente, el pelo entra en la fase durante la cual se produce una pérdida de cabello. Este momento, que se denomina fase telógena, dura tres meses aproximadamente. Lo normal es que cada cabello que se cae sea sustituido por otro nuevo que es generado por el folículo piloso.

Así actúa efluvio telógeno, ¿Es posible tratarlo?

En primer lugar, para dar respuesta a esta pregunta, es necesario poder identificar las causas de la caída del cabello que presenta cada paciente. De este modo podremos saber cómo tratarlo según cada caso.

Ahora bien, ¿en qué consiste entonces el efluvio telógeno? El efluvio telogénico o telógeno se produce porque muchos pelos que se encuentran en la fase anágena o de crecimiento, causa de por medio, cambian repentinamente a la fase telógena y comienzan a caer bruscamente.

De este modo el paciente empieza a notar una caída considerable de cabello, claramente superior a lo que acostumbra. Así, es normal que las personas lleguen a consulta especialmente alarmados, ya que de pronto han comenzado a notar una gran cantidad de pelo en su almohada al despertar, en la ducha o en el peine.

No obstante, es importante saber que este fenómeno del ciclo capilar es reversible y temporal. Es decir que hay solución.

Si no se aclara esto a tiempo, la ansiedad que se genera en el paciente provoca estrés, que favorece la caída de más pelo, entrando de este modo en un bucle que se repite, lo cual afecta al ciclo de crecimiento.

¿Cuáles son las causas del efluvio telógeno?

Entre las causas del efluvio telógeno, podemos encontrar:

  • Estrés físico (enfermedades, cansancio excesivo, embarazo, cirugías, etc.).
  • Fármacos y hormonas (anticonceptivos hormonales, medicamentos específicos, etc.).
  • Infecciones y fiebre.
  • Hemorragias.
  • Estrés emocional (duelos, pérdida del trabajo, momentos de intensa carga emocional, etc.).
  • Dietas con insuficiencia de nutrientes, vitaminas y proteínas.
  • Otros.

Como podemos observar, el estrés es uno de los principales factores de riesgo que amenazan la salud capilar. En los individuos estresados, se liberan altas cantidades de cortisol (también llamada la “hormona del estrés”), el cual influye negativamente en el crecimiento del pelo. En estos casos es fundamental detectar a tiempo el evento para asesorar al paciente e indicarle cómo tratarlo.

 

Soluciones reales para el efluvio telógeno

Es muy importante conocer que este tipo de alopecia es reversible ya que, en circunstancias normales, el cabello que se cae es reemplazado por otro, es decir, el cabello crece porque es generado por el folículo piloso que aún se encuentra en su sitio.

Entonces no estamos hablando de que el paciente vaya a quedarse sin pelo sino que se trata de un adelantamiento de un ciclo que es normal.

En general el proceso se resuelve tras el cese del factor causante y se produce la recuperación completa. En otros casos esta recuperación no es tan fácil y espontánea y se requiere recurrir a la ayuda de tratamientos específicos para evitar que el efluvio telogénico perdure.

En estos casos, lo que se busca con los tratamientos es reiniciar la fase de crecimiento (anágena) para recuperar el pelo perdido, favoreciendo el crecimiento del cabello.

Esto se logra con la ayuda de procedimientos que estimulen el crecimiento del nuevo cabello y favorezcan la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, nutriendo la raíz del folículo piloso y facilitando su recuperación.

Bioestimulación capilar, una buena opción para tratar el efluvio telógeno

En Clínica de Freitas y Holsttein Spa Hair Clinic, fundadas por el Dr. Rafael de Freitas, tenemos amplia experiencia en tratar casos de este tipo. Además contamos con la más innovadora tecnología para evaluar, detectar y solucionar cada problemática capilar.

Por eso, si estás pasando por una situación como la que hemos descrito o tienes dudas al respecto, ponte en contacto con nosotros y agenda tu cita. Estamos para acompañarte en este proceso de recuperación de tu pelo!

Y recuerda: para cada caso hay una solución específica.

Abrir chat